Defender montañas  2014
 

2

 Genciana de primavera (Gentiana verna) y Ranunculus montanus. Dolomitas, Italia.

Foto: Cortesía  Michael Fischer

Blog

Montañas del mundo, uníos

el .

 

Pese a ser responsable tan sólo de 0.025% de la emisión de los gases más contaminantes en el planeta, Nepal, con sus glaciares y montañas, es uno de los países que más acusará los efectos del cambio climático o las medidas contra éste.

 

"Montañas y cambio climático". En el transcurso del encuentro sobre montañas celebrado en Copenhague de modo colateral a la COP15, el primer ministro nepalí propuso crear una red mundial de países con montañas para formar un grupo de presión.

 

Sáb, 19/12/2009 - 10:58    Fuente: Milenio.com

Las comunidades del Himalaya tienen cada vez más problemas por el aumento de la temperatura global y el derretimiento de los glaciares a un ritmo sin precedentes. Nada que el mundo no supiera. Pero los especialistas siguen sosteniendo que no existen datos confiables ni precisos sobre los glaciares del Himalaya ni sobre muchos aspectos de su ecosistema, que faciliten la adopción de medidas para mitigar las actuales y futuras consecuencias del cambio climático en esa región de Asia.


El primer ministro de Nepal, Madhav Kumar Nepal, reconoció el hecho cuando planteó la situación y convocó a los países de la región a determinar en conjunto las consecuencias del cambio climático en lo que suele llamarse el “tercer polo”. Este replanteamiento se realizó durante un encuentro colateral vinculado a la COP 15, “Cumbre de Copenhague”, que terminó el día 19 decepcionando a la mayoría, y en la que los representantes y delegados de los países presentes en la capital danesa debían acordar objetivos más drásticos en materia de reducción de emisiones de gases invernadero, causantes del recalentamiento planetario, para las naciones en desarrollo y otros más para los no signatarios del Protocolo de Kioto, cuyas metas fueron establecidas para 2012.


El Protocolo, firmado en 1997 y en vigor desde 2005, obliga a los 37 países industriales que lo ratificaron a reducir sus emisiones para 2012 a volúmenes 5.2% inferiores a los de 1990. El Himalaya, que abarca seis países —Afganistán, Bután, China, India, Nepal y Pakistán— es considerado un punto neurálgico en materia de cambio climático. La cordillera divide a India de la meseta del Tíbet. Su cuenca brinda agua a unas 1.3 millones de personas, que están en peligro por el derretimiento de los glaciares.


El ministro de Ambiente de Noruega, Erik Solheim, mencionó tres razones para estudiar la región. Primero por su prístina belleza. Luego porque el cambio climático impactó en la población de la zona como en ningún otro lugar del mundo, y, por último, porque está plagada de conflictos y tensiones políticas. Los glaciares de la cordillera de 33 mil kilómetros cubren un área de 100 mil kilómetros cuadrados y almacenan la friolera de 12 mil kilómetros cúbicos de agua. Su rápido derretimiento es atribuido al aumento de la temperatura global del planeta.


“La temperatura promedio de las tierras altas de Nepal aumentó. Se formaron 20 nuevos lagos por el derretimiento de los glaciares que se pueden desbordar en cualquier momento, causando una catástrofe. Ningún país de la zona es inmune al cambio climático”, remarcó Solheim. Nepal sólo es responsable de 0.025% de los gases invernadero liberados a la atmósfera, según Madhav Kumar Nepal, pero es uno de los países que más sufrirá las consecuencias del fenómeno. Nepal presidió el grupo de los 49 países menos delantados en las negociaciones de la COP 15.


A comienzos de estas reuniones, Kumar Nepal organizó una reunión de gabinete en la base militar del Everest, el punto más elevado de la cordillera con 5.541 metros de altura, ubicada en la frontera con China.”Queremos proteger el Everest del recalentamiento global”, dijo el
primer ministro nepalés. “Anunciamos un programa de diez puntos, que incluye energía limpia, aumentar la cobertura forestal a 40% y elevar la superficie del área protegida de 20 a 25 por ciento. Queremos salvar nuestro patrimonio”, prometió.


Pakistán es el país más vulnerable de la región, asegura Arshad Mohammad Jan, director ejecutivo del Centro de Estudios sobre el Impacto del Cambio Global, y tiene la mayor red de irrigación del mundo. El Indo, uno de los ríos del Himalaya, es vital para esa nación de Asia meridional y 80% de sus afluentes proceden de las grandes masas de hielo. "Los glaciares se funden más rápido que en cualquier otro lugar. Muchos pueden llegar a desaparecer para 2035”, según pronosticó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), indicó Jan. “Existe el temor de que los lagos glaciares se desborden. Además, en algunas zonas costeras cercanas a Karachi se comienza a registrar cierta salinidad”, añadió. “Se puede resolver”, aseguró Jan, al ser consultado de si los problemas políticos entre India y Pakistán impiden la colaboración y trunca la posibilidad de compartir información para registrar los cambios en la cordillera.


El director general del Departamento de Meteorología de Pakistán, Qamar-Uz-Zaman Chaudhry, tiene una visión optimista de esta colaboración. “Estamos muy cerca”, dijo. “Intercambiamos datos en tiempo real sobre fenómenos climáticos como los ciclones. Sobre las montañas, necesitamos colaborar con información”, precisió. “Hay un tratado bilateral sobre datos hidrometeorológicos bajo el Tratado de Agua del Indo”, añadió.


El acuerdo, promovido por el Banco Mundial en 1960, no fue derogado pese a las guerras y la actual hostilidad entre ambos países. “El Himalaya es una región sensible en materia de cambio climático”, afirmó a su vez Andreas Schild, director general del Centro Internacional para el Desarrollo Integrado de la Montaña, con sede en Katmandú. “Es la fuente de las 10 mayores cuencas, de las que dependen 1.3 millones de personas”. Icimod realizó un estudio de vulnerabilidad de algunas zonas del valle del río Brahmaputra, en la cordillera del Himalaya.
Por su parte, Pal Prestrud, director general del Centro de Investigación Ambiental y Climática Internacional, con sede en Oslo, trazó un paralelo entre estudios sobre el Himalaya y el Ártico entre 2000 y 2004. “Puede servir para comprender el Himalaya porque se parecen en muchos aspectos”, explicó. La información es muy dispersa y para los científicos es necesario “reunirla, sintetizarla y concentrarse en ella”.


 

Entradas por mes