Defender montañas  2014
 

PeñalaraLavajuelos700

 Macizo de Peñalara y laguna de Lavajuelos, Sierra de Guadarrama. Foto: RedMontañas

Blog

Primer banco de tierras público gracias a una red de 20 municipios

el .

Una veintena de municipios agrupados en la asociación de municipios, Red Terrae, participan en el primer banco de tierras público que ya cuenta con 3.000 hectáreas de terreno de cultivo para ceder a aquellas personas que las recuperen para prácticas agroecológicas.

 

EFEAGRO - Madrid, 17 mayo 2012 | 08:57h.



Estos municipios son Redueña (Madrid), Carcaboso (Cáceres), El Campillo de la Jara (Toledo) y los pueblos cántabros de la Mancomunidad de Municipios sostenibles, que agrupa a un total pueblos de esta comunidad.

 

La secretaria de esta iniciativa, Mila Martín, ha explicado a Efeagro que la idea partió del Ayuntamiento de Redueña, que detectó que uno de sus recursos naturales más interesantes, una dehesa, estaba sin explotar y el paisaje agrario abandonado.

 

A partir de ahí contactaron con otros territorios que trabajaban en temas ambientales o de turismo ecológico para adoptar soluciones comunes, ha señalado.

 

Así surgió la Red Terrae que trabaja por el aprovechamiento de tierras en desuso, para dinamizar oportunidades y estimular la creación de autoempleo emergente en el sector agroecológico.

 

Las prácticas de los antepasados


El objetivo es recuperar las prácticas agrícolas "de los antepasados" y acercarlas a las propias de la agricultura ecológica, por ejemplo, evitando los pesticidas. Una de las medidas que han desarrollado es el banco de tierras, que cuenta con un espacio en la web en el que interactúan ofertantes y demandantes de tierras para prácticas agroecológicas.

 

De momento, ya se han ofertado hasta 2.800 hectáreas y se han registrado una veintena de demandantes en sólo unos meses, ha precisado Marín.

 

Además, se han interesado personas que viven fuera de estos territorios por lo que las experiencias que surjan de este proyecto se podrán exportar a otras zonas.

 

Para completar el banco de tierras, se pondrán en marcha redes de consumo, banco de herramientas y de "conocimientos" para que los participantes puedan compartir sus experiencias y sus buenas prácticas.

 

Entradas por mes