Defender montañas  2014
 

2

 Genciana de primavera (Gentiana verna) y Ranunculus montanus. Dolomitas, Italia.

Foto: Cortesía  Michael Fischer

Blog

Minería a cielo abierto en Laciana y Babia

el .

 

ARTÍCULO DE OPINIÓN DE FILÓN VERDE:
Minería a cielo abierto en la montaña de Laciana y Babia:
¿RAZONES DE ALTO INTERÉS SOCIAL?



Hace cinco meses, la acreditada revista SCIENCE publicó un contundente informe preparado por hidrólogos, ecólogos e ingenieros norteamericanos, todos ellos científicos de prestigio entre los que hay varios miembros de la U.S. National Academy of Sciences. El documento incluía un llamamiento a la Environmental Protection Agency y al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EEUU para bloquear la minería de carbón a cielo abierto que se lleva a cabo en lo alto de las montañas.

 

Los autores del estudio publicado por SCIENCE documentaron de forma inequívoca la existencia de impactos ambientales irreversibles debidos a este tipo de explotaciones que, además, exponen a la población de las zonas afectadas a un riesgo para la salud. El documento expresa que las explotaciones a cielo abierto en áreas cercanas a cumbres montañosas, además de eliminar arbolado y toda la cubierta fértil del suelo, emplean explosivos para triturar las peñas a fin de alcanzar las capas de carbón y que los desechos se acumulan en los valles adyacentes donde sepultan o eliminan cursos de agua.

 

El informe, basado en los estudios realizados en áreas de Kentucky y Virginia Occidental, aporta pruebas que demuestran cómo las medidas de seguridad y la supuesta recuperación de las áreas afectadas no impiden que los agentes contaminantes sean transportados por las corrientes de agua. Los autores inciden en los efectos sobre la salud de la población, haciendo mención expresa a elevadas tasas de mortalidad, número de cánceres de pulmón y enfermedades crónicas cardiovasculares, pulmonares y renales entre las comunidades. Y afirman que los legisladores deberían prestar oídos a los estudios científicos rigurosos y dejar de conceder permisos de explotación, ya que las pruebas científicas demuestran que los impactos están por todas partes y son irreversibles, mientras las prácticas para mitigar los daños no pueden compensar las pérdidas”.

 

El pasado dos de abril, apenas tres meses después de la aparición de este informe, el redactor del Washington Post David A. Fahrenthold daba a conocer que la administración Obama acaba de imponer nuevas y restrictivas guías medioambientales para cortar drásticamente la minería de carbón a cielo abierto en lo alto de las montañas.

 

Pocos días después, el director general de Energía y Minas, Ricardo González Mantero, anunciaba en León que la administración daría el visto bueno a la ampliación de la mina a cielo abierto de El Feixolín, la más ilegal y siniestramente célebre de cuantas se llevan a cabo en lo alto de las montañas del Valle de Laciana y la Babia Alta. Este anuncio se enmarca dentro de un plan sistemático de explotaciones, a desarrollar entre 2010 y 2020, promovido inicialmente por varios senadores del PSOE y apoyado ahora por la Junta de Castilla y León que aduce para ello razones de alto interés social.

 

La frenética actividad de las explotaciones a cielo abierto en Tormaleo, Cerredo, Laciana y Babia, que apenas generan empleo y están fuertemente subvencionadas, es causa de que millones de toneladas de carbón no demandado por las centrales térmicas se acumulen formando montañas sobre superficies inadecuadas, en ambas márgenes del río Sil y de otros, a expensas de que las escorrentías completen la tarea contaminante iniciada en el propio yacimiento. A través de la empresa pública HUNOSA, el erario se ha venido haciendo cargo de los colosales gastos que todo esto origina.

 

Habida cuenta de que en los tratados de teoría económica –la que no se aprende en dos tardes- nada hay que justifique la pretensión de crear riqueza a base de destruir capital natural, cabe preguntarse dónde radica el alto interés social de la minería a cielo abierto en las montañas del Bierzo, Laciana y Babia.

 

Por si esto fuera poco, un runrún siniestro zumba desde hace años por los medios de comunicación a propósito de la incidencia, en proporciones anómalas, de ciertas enfermedades entre la población de la cuenca del Sil, incluido El Bierzo. ¿La minería a cielo abierto en Laciana obedece a razones de alto interés social? ¿A quién interesa realmente?

Firma: FILÓN VERDE

 

Ver:http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/0401/AR2010040102312.htm

 

Entradas por mes