Mayo22

Mi último valle

Se trata del primer trabajo audiovisual de Imanatfilms, y a la vez fue la primera incursión del autor, Daniel Orte Menchero, en la defensa de los paisajes de montaña. Se trata de un cortometraje de gran sencillez en el que se ponen, una frente a la otra, dos visiones enfrentadas de la montaña.


Fue estranado en las Jornadas Abiertas de Montaña organizadas por la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón el 23 de febrero de 2004. Ese mismo verano, el valle de Espelunciecha fue arrasado por las máquinas de Aramón para conseguir una vieja aspiración: ser la mayor estación de esquí de España.


Los años siguentes se especuló en el Pirineo más que nunca. En el Pirineo y fuera de el. Se especuló tanto que la cosa no se sostuvo y explotó la gran busrbuja inmobiliaria. Desde entonces, Aramón ha gastado sumas millonarias de dinero público en redactar proyectos de ampliaciones o nuevas estaciones de esquí, en publid¡cidad para esos proyectos, siempre insistiendo en esa máxima de "la nieve o la nada absoluta" para el desarrollo de las comarcas de montaña. La gran crisis en la que estamos inmersos no les ha dejado llevar a la realidad ninguno de esos proyectos, por suerte para nuestras montañas.


Las últimas temporadas, y sobre todo el pasado invierno de 2012, el negocio del esquí cae en picado. En los valles de montaña no se ha visto una situación tan dramática desde que comenzó el bum turístico de la nieve, hace ya décadas. Entre tanto, Aramón sigue existiendo gracias a los ahorros y a los impuestos de los aragoneses, nada más, y se siguen proponiendo más y más ampliaciones, más y más obras... ¿hasta cuando?